¿Qué puedo hacer si mi hijo se ha fracturado un diente?

 

La rotura de un diente es una de las urgencias dentales más frecuentes entre los niños. A pesar de ser el tejido más duro del cuerpo humano, los dientes están muy expuestos y son susceptibles de recibir traumatismos.

Durante la infancia, este tipo de lesión puede producirse como consecuencia de un golpe accidental, ya sea jugando en el colegio, en los columpios del parque o practicando algún deporte.

 

Niños jugando

¿Qué dientes tienen más riesgo de fractura?

 

Dada su ubicación en la parte frontal de la boca, los dientes con más riesgo de rotura son los incisivos centrales superiores.

Los niños que más accidentes de este tipo tienen son los de edades comprendidas entre los 2 y los 12 años, siendo más frecuente en niños que en niñas.

 

¿Qué puedo hacer si mi hijo se rompe un diente?

 

Si el golpe ha sido en la boca, probablemente habrá sangre, por tanto lo primero que haremos será revisar los daños.

Si al niño se le ha roto un diente hay que valorar el alcance de la lesión. ¿Falta un trozo grande? ¿Se mueve el resto de la pieza dental?

A continuación, te indicamos cuáles son los pasos que debes seguir para actuar en esta situación.

De esta forma, estarás más preparado para ofrecer a tu hijo los primeros auxilios adecuados y conocerás la importancia de llevarle a Doctores Navarro lo antes posible.

 

¿Cómo debo actuar si el golpe ha ocasionado la caída por completo del diente (avulsión dental)?

 

Si el diente caído es de leche, hay que acudir al dentista y vigilar la evolución del hueco, que no haya desplazamiento de dientes, cuidar la higiene… y esperar a que el diente definitivo cubra el hueco de esa pieza desparecida prematuramente.

Si se trata de un diente definitivo deberás seguir los siguientes pasos:

1.- Intenta recoger el diente perdido y guárdalo. Ten cuidado de no manipular la raíz.

2.- Enjuaga la pieza dental con agua.

3.- Sumerge el diente en un vaso de leche fría para conservarlo.

4.– Pon una compresa fría en la zona en la que se ha producido el golpe para aliviar el dolor.

5.- Tapona el alveolo (cavidad en la que se aloja el diente) con una gasa o servilleta para contener el sangrado.

6.- Acude a Doctores Navarro. Es primordial que acudamos inmediatamente al dentista a poder ser en los primeros 60 minutos.

 

¿Cómo se llevará a cabo la reparación del diente caído?

 

Si se ha perdido el diente de raíz, quedará un hueco libre que debe ser rellenado. Esta necesidad de ocupar el espacio vacío puede ser funcional, oclusal, estética o una combinación de todos ellas.

Si se ha caído uno de los dientes incisivos es importante rellenar el hueco vacío ya que estas piezas tienen un gran impacto estético.

En lo que a la funcionalidad o la oclusión se refiere, es necesario recordar que los dientes tienen una tendencia natural a moverse. Por ello, si existe un espacio libre, el resto de piezas tenderán a juntarse para rellenar dicho hueco.

En el caso de los dientes de leche, es necesario vigilar la evolución y realizar visitas periódicas a Doctores Navarro.

En el caso de que el diente perdido sea definitivo, es importante que el diente se haya conservado en un vaso de leche. En Doctores Navarro se tratará de colocar el diente en su lugar mediante un procedimiento de reimplantación, introduciendo la raíz de nuevo en el alveolo y fijándolo a los dientes vecinos con composite, que posteriormente se retirará. De esta manera aumentan considerablemente las posibilidades de que el diente recupere el riego sanguíneo, vuelva a ser viable y dure muchos años en su sitio.

Si el diente finalmente se reimplanta, será necesario vigilar su evolución.  Durante un periodo de dos meses, hay que observar que la encía va poco a poco desinflamándose y que el diente no cambia de color hacia un tono grisáceo. Si, en el peor de los casos, la pieza cambia su color es señal de que ha sufrido una necrosis, no tiene riego sanguíneo. En ese caso, se debe realizar una endodoncia o tratamiento de conducto.

Si finalmente la pieza dental no se puede salvar o fijar de nuevo, se deberán valorar las opciones para reemplazarlo.

Dada la corta edad del niño, esta solución pasará por colocar un diente provisional, ya que no se pueden colocar implantes hasta que el paciente haya cumplido al menos 18 años si es chica y 20 si es chico (edad de maduración de hueso maxilar y mandibular).

 

¿Cómo debo actuar si el golpe ha ocasionado la fractura parcial del diente?

 

Si el golpe ha ocasionado una fractura parcial, también es necesario actuar con rapidez.

Si se trata de un diente definitivo deberás seguir estos pasos:

1.- Intenta recoger el trozo de la pieza dental que se ha caído y guárdalo.

2.- Limpia el trozo de diente que se ha caído.

3.- Sumerge el trozo de diente en un vaso de leche fría para conservarlo.

4.- Enjuaga la boca del niño con agua para retirar los restos de tierra, por ejemplo, en el caso de que la fractura se deba aun golpe contra el suelo.

5.- Coloca una gasa con agua fría en la parte de la cara donde se haya producido el golpe y aplica presión para contener la inflamación. Si el niño es mayor, se le pude ofrecer un cubito pequeño o un polo de hielo para que vaya chupando.

6.- Acude a Doctores Navarro. Es primordial que acudamos inmediatamente al dentista a poder ser en los primeros 60 minutos.

Hay que tener en cuenta que cualquier rotura de diente daña la capa superficial del esmalte, por lo que el interior de la pieza está más expuesto. Entonces, el diente podría deteriorarse con rapidez. Por ello hay que extremar la higiene de la boca, incluso cuando el fragmento desprendido sea pequeño. También en este caso vendría bien una visita al dentista.

Además existe el riesgo de que se produzca un derrame de sangre en la pulpa del diente, en este caso aunque no haya tratamiento se debe valorar el daño (el síntoma sería la aparición de manchas en el diente, de color gris o negruzco).

Otra consecuencia grave de una rotura podría ser la necrosis pulpar, que es cuando «se muere» el nervio de un diente. En este caso, debido a una inflamación del tejido interior del diente se impide el riego sanguíneo adecuado, con lo que el tejido empieza a degradarse y sufre una necrosis. Insensibilidad o dolor son las consecuencias, junto al oscurecimiento del diente.

 

¿Cómo se llevará a cabo la reparación del diente roto?

 

DIENTE ROTO

Si consigues recuperar el trozo de diente y lo llevas a la consulta introducido en un vaso de leche, en Doctores Navarro trataremos de unirlo al resto del diente. Esta es la solución más estética y más sencilla. Sin embargo, si no se puede unir, la parte del diente perdida se reconstruirá con composite o en su caso con carillas de porcelana.

DIENTE ARREGLADO

 

¿Si el diente roto es de leche, no pasa nada?

 

Por otra parte, conviene matizar que no se le debe restar importancia a las fracturas de los dientes de leche.

Si bien es cierto que éstos serán sustituidos por las piezas dentales definitivas, es muy importante conservarlos en la boca el plazo de tiempo determinado por el propio crecimiento del niño.

Entonces, hay que cuidar esos dientes rotos y acudir a una revisión con el dentista tras el golpe, si es posible llevando el fragmento desprendido, de ello dependerá el futuro de la salud de este diente de tu hijo y es que el traumatismo en un diente de leche puede afectar al diente definitivo.

Una pieza dañada puede no causar dolor al principio (o estar camuflado por el dolor general de la boca), pero será más sensible a las bacterias, más susceptibles de sufrir caries y otras infecciones bucales, es probable que la raíz sufra algún daño…

 

¿Si no se ha fracturado el diente es necesario acudir al dentista?

 

Esté o no fracturado un diente, después de un trauma dental, el dentista siempre debe realizar controles periódicos para determinar la evolución. Habrá que tener en cuenta distintos aspectos:

  • Cambio de coloración de la corona del diente con el paso del tiempo: si observamos que el diente se oscurece adquiriendo una tonalidad más gris o marronácea significará que el diente se está necrosando, por ello será indispensable una valoración profesional para determinar si fuera necesario algún tratamiento (de nervio o extracción).
  • Si aparece una fístula vestibular (granito de pus a nivel de la encía del diente) o un flemón también será necesario tratamiento dental.
  • Si existe sensibilidad a la percusión (el niño no mastica bien) o a los estímulos térmicos (no puede comer ni beber alimentos fríos ni calientes) también será un motivo de actuación.

NIÑOS EN CONSULTA

Doctores Navarro recomienda revisiones a la semana, a las 3 semanas, a los 3, a los 6 y a los 12 meses. Después se llevará a cabo anualmente.

En todos los casos se deberá acudir al dentista lo antes posible para continuar con el tratamiento correspondiente, realizar los controles periódicos y valorar la evolución del diente, así como determinar si hubiera que realizar algún otro tratamiento.

Por último, Clínica Dental Doctores Navarro recomienda a los niños que practiquen deporte con asiduidad, que son más susceptibles de poder tener este tipo de traumatismos, que utilicen protectores bucales durante la actividad para evitar lesiones.

Ésta es, sin duda, una manera muy efectiva de prevenir este tipo de urgencias dentales tan desagradables.

Consulta a Doctores Navarro ante cualquier duda sobre su uso.

logo doctores navarro